2 Comentarios

  1. 1. emplear la menor cantidad de plásticos posibles; sólo los imprescindibles.
    2. elegir los productos con menor cantidad de “packaging” o embalajes sin sentido.
    3, si no tienes más remedio que utilizar plásticos finos, tipo bolsa camiseta y debes descartarlos, colocarlos de a uno en una botella de gaseosa; termina siendo un ladrillo ecológico que mantiene cientos de plásticos que se desparramarían en el ambiente. Estos ladrillos se utilizan para construcción y quedan confinados.
    4. si caminas por senderos, por playas, por la montaña, puedes llevar una bolsa y recoges los que veas. De esa manera, mejoras la estética del ambiente y creas conciencia si otros te ven, ya que pueden reciclar tu iniciativa.
    5. Regresa a tu casa con tus residuos.
    6. Separa en tu casa lo que puede ser reciclable. esto ayudará a quien debe separarlos, sean trabajadores informales o formales.

Los comentarios están cerrados.