De aquellos que hablan en sus trabajo de literatura gris por Gustavo Arencibia-Carballo

06/28/2020

garen@gmail.com / Diseño de imagen y foto del autor

En una revista científica de cuyo nombre recordarme no quiero, publicó un artículo un investigador de mi país, quien menciona haber consultado la literatura gris y solo de un plumazo, con una opinión, su opinión, ha borrado el trabajo de muchos años, de muchos investigadores y de personas en equipos de trabajo que lograron resultados aceptables desde todo punto de vista aunque no hayan salido publicados en revistas de impactos del primer mundo.

La literatura gris que tiene mucha definiciones es un término que no es tan viejo y si aun hoy en día poco usado y se puede decir es ¨ Literatura menor o informal, literatura invisible, semipublicada o no convencional, documento gris o información gris ¨.

También literatura gris es definida por  Darío Poggi   y  Dario Pinkman (http://www.documentalistas.com/web/bvcs/lgris_pp.htm) como “Investigaciones que no llegan a tener el rótulo de informe científico pero cuyo nivel de profundidad merece que sean tenidos en cuenta: tesis, actas de congresos, boletines, cuadernos de trabajo, informes técnicos, autobiografías programas de computación (Software), separatas, weblogs, entre otros.”

Pero aun así no logro enmarcar al estimado colega para darle la razón, pues la literatura gris a la cual se refiere son artículos muy bien definidos de trabajos científicos publicados en revistas nacionales (de Cuba) e internacionales, y en ningún caso fueron publicaciones de los novedosos y loables recursos de internet, que de momento tiene muchos detractores pero es asunto solo de tiempo y de regularidad según avanza el perfeccionamiento de la web.

Para nadie es un secreto que los países desarrollados tiene en sus manos el mayor porcentaje de revistas científicas y de hecho los medios de difusión, y que el idioma imperante es el predominante, pero contrapuesto a esto se tiene que los países de llamado tercer mundo, donde existe una importante masa de científicos  que trabajan bajo ¨ difíciles condiciones ¨ producen una muy validad cantidad de resultados que navegan con más o  menos suerte en revistas científicas menores o sin impacto, que por supuesto no siempre son consideradas en sus justo magnitud.

Se habla con certeza el términos de literatura gris se maneja desde la década del 80, pero desde década del ’70, podrías decir es más preciso si recordamos que un grupo de estudiosos y científicos se dieron cita en  York, ciudad de Londres, para allí debatir sobre aspectos de la literatura no convencional y todo lo relacionado a este fenómeno.

Hoy día la disyuntiva entre la que se debate la divulgación científica y los cánones obsoletos o demasiados exigentes de las formas de hacer comunicar la literatura científica, es ampliamente motivo de  discordia, sobre todo si vemos el desarrollo de internet, pero más que decir citemos a un especialista cuando dice:

“Tradicionalmente, junto con las revistas científicas esta “oscura” literatura ha sido vehículo de difusión de la ciencia. Se parte del análisis del concepto de literatura gris y se observa que los teóricos no se ponen de acuerdo en sus límites. Las nuevas formas de comunicación a través de Internet permiten el intercambio de información casi en tiempo real; esta es la mayor revolución con respecto al pasado. A través de las listas de distribución, news, weblogs, etc., se puede realizar un análisis e interpretación de la información, lo que genera nuevo conocimiento. Se estudian las características de los weblogs y se comparan con las de la literatura gris, estableciendo características comunes. Pero, como contrapunto, en Internet se ha alzado una voz para dotar de ISSN a los weblogs, considerándolos como publicaciones seriadas. También hay quien los considera una forma de periodismo. Por todo ello, se hace una reflexión: ¿Es posible sistematizar el fenómeno de los weblogs y considerarlos como integrantes de la literatura gris? (Andreu Felipe, 2004).

Por todo esto quiero decir, que no es honesto, ni recomendable que nosotros mismos manejemos nuestros resultados, ignorando a quienes nos antecedieron, sin considerar datos relevantes, de referencias importantes y publicaciones realizadas en revistas ¨ menores ¨ y/o sin impacto, todo independiente de lo que puedan decir o no, los académicos en un plano formal. Creo que sobre esto hay una ética superior en la persona o el trabajador de la ciencia, que no nos hace diferentes sino cuidadosos del respeto por aquellos que nos precedieron en el camino de la indagación del conocimiento. Además que la literatura gris no es toda tan gris como la queremos hacer ver nosotros mismos, por incapacidad o por no reconocer logros importantes en los resultados alcanzados en varias décadas por otras generaciones.

Referencias

Andreu Felipe, I. Los weblogs: ¿son literatura gris?, 2004. In I Congreso Internacional de Tecnología Documental y del Conocimiento, Madrid (Spain),28-30 January 2004.

Sitios de Literatura Gris de habla hispana
·        Recorrido por los mejores sites de Literatura Gris de habla hispana
http://www.documentalistas.com/web/bvcs/lgris_pp.htm
·         Compendio de literatura gris sobre ingeniería – Universidad Carlos III de Madrid
http://www.uc3m.es/uc3m/serv/BIB/GRAL/FUEPS/LiteraturaGris.html
·         Centro de documentación de Literatura Gris sobre Psicología – Universidad de Salamanca., España
http://psicologia.usal.es/biblioteca/lgris.html
·         Base de datos de Literatura Gris en Medicina – Biblioteca virtual del Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid / http://cendoc.h12o.es/control.asp?page=enlaces/adicionales.asp&id=73
·      Iniciativa Regional de Reforma del Sector Salud en América Latina y El Caribe – Base de datos de Literatura Gris / http://www.lachsr.org/es/aboutgreyliterature.cfmTorres Ramírez, Isabel de: La llamada “Literatura gris”: reflexiones sobre su naturaleza y desarrollo e instrumentos bibliográficos para su identificación y localización (I). En Boletín de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios. – N 34 (1994, Marzo).

Articulo escrito en marzo de 2017.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos…

NASA La basura espacial supera ya los 19.500 fragmentos en órbita Este recuento que elabora cada año la NASA contabiliza la cantidad de satélites activos o inactivos que han sido lanzados o bien bajados de sus órbitas para ser hundidos en el mar, así como cohetes espaciales antiguos y en funcionamiento, y demás objetos procedentes de la fragmentación de residuos, generados por ejemplo en explosiones.

NASA La basura espacial supera ya los 19.500 fragmentos en órbita Este recuento que elabora cada año la NASA contabiliza la cantidad de satélites activos o inactivos que han sido lanzados o bien bajados de sus órbitas para ser hundidos en el mar, así como cohetes espaciales antiguos y en funcionamiento, y demás objetos procedentes de la fragmentación de residuos, generados por ejemplo en explosiones.

Ilustración de la Tierra rodeada de basura espacial. NASA/Archivo MADRID / 02/09/2019 EUROPA PRESS Los escombros espaciales que rodean actualmente la Tierra, más conocidos como basura espacial, continúan creciendo y alcanzan ya la cifra de 19.524, según datos de la...