“por un medio ambiente en equilibrio…”

Día Mundial del Pangolín 2021 El tercer sábado de febrero se festeja el Día Mundial del Pangolín. ‘El Periódico Verde’ investigó acerca de estos simpáticos animales, su estatus y su relación con la COVID19.

02/20/2021

Un animal muy singular

Los pangolines pertenecen al género Pholidota (animales con escamas) y se conocen 8 especies vivas: 4 en Asia y 4 en África. Son animales nocturnos, desdentados, que se alimentan de hormigas y termitas, a las que encuentran gracias a su magnífico olfato y que cazan con su pegajosa lengua.

desdentados, que se alimentan de hormigas y termitas, a las que encuentran gracias a su magnífico olfato y que cazan con su pegajosa lengua.

Día Mundial del Pangolín 2021

Tienen el cuerpo entero (excepto el hocico) cubierto por unas gruesas escamas que les sirven de protección. Se valen de sus afiladas garras para excavar en busca de alimento y para escalar árboles. Las garras delanteras están muy desarrolladas, por lo que andan lentamente, casi erguidos y son presa fácil cuando están en el suelo.

¿Mascotas, delicias o medicinas?

Los pangolines son la especie que más sufre la caza y el tráfico ilegal, en todo el mundo. Tanto en África como en Asia, estos animales son capturados furtivamente, con el fin de venderlos en diferentes partes del mundo, donde se los busca afanosamente y por muy diferentes causas.

Quienes los adquieren como mascotas lo hacen porque por la conformación de su cabeza y hocico los consideran “simpáticos” y al carecer de dientes se cree que no son agresivos, pero la realidad es muy diferente: es un animal tímido, de hábitos nocturnos y que rehúye la compañía del ser humano.

Además, cuando el pangolín pierde su libertad sufre de episodios de estrés agudo y comportamientos de estereotipia animal, por lo que se vuelve agresivos, se le ulceran las extremidades y dejan de comer. En la gran mayoría de los casos, los pangolines en cautiverio sobreviven poco tiempo.

En muchos lugares del mundo se lo valora culinariamente y se lo considera un exquisito y carísimo manjar, tanto que ciertos chefs pueden pagar cientos de euros por un kilo de su apreciada carne, que preparan en diversos y exclusivos platos. Como el comercio del pangolín está prohibido en la mayoría de los países, solo se consigue su carne de forma ilegal.

Lo mismo pasa con las escamas de pangolín, a las que se le atribuyen grandes beneficios para la salud y que en realidad son meras formaciones queratinosas, similares a las uñas de los seres humanos y con idénticas propiedades. Pese a ello, un kilo de escamas puede superar los mil euros en el mercado de la medicina tradicional china y supone la muerte de miles de ejemplares.

Esta caza indiscriminada de pangolines hace que, de las ocho especies que existen en el mundo tres de ellas se consideren vulnerables, dos estén en peligro crítico y las tres restantes, entre ellas el tristemente célebre pangolín chino, se encuentren en peligro crítico de extinción, algunas con apenas unos cientos de especímenes vivos en libertad.

El pangolín y la COVID19

Los científicos sostienen que hasta el 75% de las nuevas enfermedades infecciosas que padecen los humanos tienen su origen animal y se las denomina zoonosis. Este es el caso de la neumonía de Wuhan, más conocida como COVID19, que es producida por un coronavirus llamado SARS-CoV-2 y desde marzo de 2020 está considerada una pandemia.

Pero que los virus estén presentes en los animales y que circulen entre ellos con libertad, muchas veces sin prácticamente efectos sobre sus huéspedes es algo natural. Ellos no tienen ninguna culpa del contagio, puesto que los impulsores del mismo son precisamente los que padecen las peores consecuencias, es decir los seres humanos.

Respecto a los pangolines, los investigadores comprobaron que ciertos coronavirus descubiertos en estos animales están relacionados con el SARS-CoV-2 y que comparten material genético con dicho virus, pero no se tiene la certeza absoluta de cuáles son exactamente, las especies involucradas en su propagación.

Se sospecha que el coronavirus de la COVID 19 tiene como fuente evolutiva original a los murciélagos y que los pangolines, por compartir ciertos espacios de convivencia podrían ser huéspedes ocasionales del mismo. Esto implica que, mayoritariamente las posibilidades de contagio primigenio están del lado del murciélago y no del de los pangolines.

Aun así, los científicos insisten en que la culpa de que el coronavirus y otros virus, bacterias, parásitos, etc. hayan dado el salto desde sus huéspedes animales hacia nosotros es únicamente de los humanos, quienes generan un contacto cada vez más estrecho con ellos, puesto no solo los cazan, sino que constriñen sus hábitats a espacios cada vez más pequeños.

Los pangolines necesitan protección YA

El crecimiento de China como potencia económica ha hecho que se dispare la caza de pangolines. A estos animales se los considera desde hace siglos, como los guardianes de los bosques, ya que, al consumir termitas y hormigas contribuyen a mantener la salud y el equilibrio de los ecosistemas forestales.

Un cálculo estimativo sostiene que, cada hora mueren 11 pangolines en manos de los furtivos, que los venden como carne o les quitan las escamas. Estos animales han sido capaces de sobrevivir a cambios y eventos naturales durante milenios y sin embargo, hoy se encuentran en grave peligro de desaparecer. Y la causa es siempre la misma: tienen a los peores vecinos posibles, los “civilizados” humanos.

Fuente: ECONOTICIAS

https://www.ecoticias.com/naturaleza/207903/Dia-Mundial-del-Pangolin-2021

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos…

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.