In Memoriam LUIS ALFONSO VIDAL VELASQUEZ (1950 – 2020)

El 8 de noviembre de 2020, tristemente partió el profesor Luis Alfonso Vidal Velásquez, la primera autoridad del fitoplancton marino en Colombia. Alfonso se graduó como Biólogo Marino de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y desde entonces dedicó su vida al conocimiento de las especies del fitoplancton marino.  Adelantó estudios de maestría en la Universidad Nacional de Colombia. Su tesis de maestría fue meritoria y se convirtió en un libro guía del fitoplancton estuarino en muchas universidades del país.

Luis Alfonso impartió clases en diversas universidades de Colombia, participó en numerosos cursos sobre taxonomía del fitoplancton, colaboró con actividades del Grupo ANCA-IOCARIBE y fue mentor de muchos biólogos. Su carisma, disciplina y habilidad para manipular microalgas bajo el microscopio y su profunda agudeza para inferir información biológica, lo convirtieron en un referente permanente. Hizo sus propios capilares para poder manipular y desplazar microalgas, de pocos micrones de largo, bajo el microscopio. Sus cualidades humanas y su sensibilidad a los problemas sociales lo hicieron muy apreciado por sus alumnos y colegas.

Alfonso era un espíritu libre, nunca aceptó un puesto permanente porque quería ser independiente, incluso a costa de su estabilidad financiera. Era un verdadero caballero, su amabilidad fue su firma, y todas las personas que tuvieron la oportunidad y la suerte de conocerlo, lo recuerdan como su rasgo más característico.

Insensible al atractivo de la vida material, su universo estaba en una gota de agua de mar, donde podía sumergirse y admirar la verdadera belleza de este mundo: las infinitas formas de la vida microscópica, su elegancia y variedad. Tanto dentro como fuera del laboratorio, Alfonso mantuvo vivo su espíritu de niño, y este es el más notable de su legado: nunca pierdas el asombro cuando miras la naturaleza, porque en cada ser hay una belleza oculta; y esto era cierto cuando se trataba de personas, siempre veía lo mejor en cada uno y lo celebraba.

La muerte de Luis Alfonso deja un enorme vacío y entristece a toda la comunidad científica colombiana, especialmente en las ciencias marinas. Afortunadamente, Luis Alfonso deja una huella imborrable; su paz se conservará en el corazón de las personas que lo conocieron. Su labor científica es una marca de piedra en el país, y lo seguirá siendo durante mucho tiempo.

Nuestro más sentido pésame a su esposa Ligia, su hija Anayancy y su hijo Josué.

Sus amigos Brigitte y Ernesto

Bogotá, Noviembre 9/2020

Compartir...
Publicado en Uncategorized.