Pequeña reflexión sobre la pandemia y las mascotas perros y gatos

 

Por Gustavo Arencibia Carballo
garen04@gmail.com

Hablar de este tema es difícil, pues el torrente de informaciones que están presente en todos los medios es más que demasiado, pero aun así quiero aportar mi granito.

De motivos por las cuales no se ha logrado detener la pandemia hay muchas razones y además desinformación, pero una me llama la atención en cuanto a los animales domésticos y sin ampliar mucho el diapasón solo hablarle de perros y gatos.

Hay muchos trabajos científicos que tocan el tema con sumo rigor y llegan a conclusiones sobre que estas dos especies de animales domésticos no transmiten este virus específico, y deben tener razón por el rigor que supongo en la calidad de esas investigaciones, las cuales no me cuestiono.

Pero como le preguntaban en el día 17 de abril al Dr. Francisco Durán García, director de Epidemiologia del Ministerio de Salud de Cuba, en cuanto a los alimentos si transmitían el virus y por consecuente la enfermedad a lo cual contesto con mucha profesionalidad que no, que los alimentos no transmitían el virus y por consiguiente la enfermedad, pero que si los alimentos venían infestados por su manipulación, contacto o relación con personas o lugares con el virus, entonces podrían trasmitir la enfermedad y por consiguiente producir el contagio.

Foto tomada en China durante la pandemia. Fuente Internet

Las buenas prácticas reconocidas son muy importantes por la bioseguridad, pero la historia de la humanidad nos ha demostrado en múltiples ocasiones de errores en investigaciones o metodologías de control que nos hacen volver sobre las observaciones más minuciosas, al no encontrar resultados favorables en la transmisión de un vector, y en este caso del coronavirus. Extrapolando esto al coronavirus, sería aplicable dado que aún no conocemos con exactitud la forma de transmisión y a pesar de un protocolo de prevención establecido, esta transmisión no se detiene por causas que ignoramos o no hemos sido capaces de detectar. No basta la cuarentena.

Laindagación y la acumulación de datos, aun sin tener relación aparente a un suceso, son necesarios para poder sacar a la luz observaciones nuevas, que en una primera instancia no fueron vistas con el necesario rigor o solo con la necesaria vista de la inspección y vigilancia. Se requiere una constante minería de datos sobre la información acumulada.

Perros y gatos

Ahora, la incertidumbre para muchos no debe ser causa de no tomar medidas específicas con perros y gatos, pues estos animales me pregunto no se ha documentado rigurosamente si los contactos positivos identificados tienen o no tienen mascotas de este tipo, pues el que se multiplique el contagio “podría ser por una mascota” las cuales deambulan por toda la casa, patios y hasta en la calle, y sobre todo los gatos salen y regresan a las casas sin el mínimo control.

El virus puede tener contagio en el cuerpo de los animales, en sus pelos y patas, y aunque no les haga daños a ellos de promover la enfermedad, sí puede transmitirla por contacto, durmiendo en un piso que luego es limpiado por las personas de la casa y muchas más acciones de acariciarlos o que suban a los muebles, incluso a camas, etc. No vale aquí argumentar las muchas características a ocurrir.

Hoy mismo y con actualidad, he visto dueños de mascotas por la calle, ellos con su nasobuco, pero los animales no, y en verdad de todo lo dicho no lo necesitan, pero tras el paseo o la diligencia regresan a la casa y mientras el dueño se quita y cambia zapatos y toma muchas medidas con su vestimenta de la calle, el animal entra sin control alguno, y hace de todo lo que suele hacer, pues he preguntado discretamente a muchos dueños y me dicen que para nada van a bañar al perro cada vez que sale. Y consideremos que ese perro camina por todos los pisos y aguas sucias de la calle, y luego va a la casa con todo lo que recoge. Esta observación no solo es validad para estos tiempos, sino para todos en que el animal, querida mascota, introduce en la casa gérmenes y enfermedades que nunca sabemos de dónde vienen. Mascotas que hacen sus necesidades en la calle sin control y luego de esparcidos estos excrementos ya no se ven como se diseminan en los pies, llantas, etc. Esta última mención es de todos los tiempos sin este virus.

Foto tomada en China durante la pandemia. Fuente Internet

¿Y qué de los gatos?, como casos que conozco que duermen en la noche en la casa y de día para la calle y solo regresan a la casa a comer los alimentos que sus dueños le dan, y a mi pregunta de que donde ha estado el gato me dicen – quién lo va a saber, él por la mañana se va para la calle y regresa al mediodía, tarde y noche, y a veces de noche ni regresa.

No voy a hacer comentarios de donde se mete el animal, camina se acuesta come lo de la calle, etc. No vale la pena bosquejar la fauna diversas e insalubre de su andar.

Y  vale la pena citar textualmente palabras de la Organización Mundial de Sanidad Animal que dicen:

Varios perros y gatos (gatos domésticos y un tigre) han dado resultados positivos al virus del COVID-19 tras un contacto estrecho con personas infectadas. Puede encontrar mayor información notificada a la OIE en la sección “más información”.

En la actualidad no existen pruebas de que los animales de compañía estén desempeñando un papel epidemiológico significativo en esta enfermedad de humanos. Sin embargo, teniendo en cuenta que los animales y los humanos en ocasiones pueden verse afectados por las mismas enfermedades (denominadas zoonóticas), se recomienda que las personas enfermas con COVID-19 reduzcan el contacto con animales de compañía u otros animales.

En el contacto y cuidado de animales, siempre se deben tomar medidas básicas de higiene. Estas medidas incluyen lavarse las manos antes y después de estar en contacto o manipular animales, su comida o sus artículos, así como evitar besarlos, lamerlos o compartir comida.

Estos son consejos claros de higiene pero a mi modo de ver son normales y para esta epoca deberían ser otros y extremos.

Mencionemos entonces los que dicen otros: “En este momento, no hay evidencia de que los animales jueguen un papel importante en la propagación del virus que causa COVID-19” (5) y está misma fuente recomienda: “Trate a las mascotas como lo haría con otros miembros de la familia humana: no permita que las mascotas interactúen con personas o animales fuera del hogar. Si una persona dentro del hogar se enferma, aísle a esa persona de todos los demás, incluidas las mascotas” (5).

La pandemia como ya se ha mencionado con todas formas de expresión, constituye un desafío social a todos los niveles, aunque algunos no lo entiendan y no escuchen a las autoridades que desfallecen en hacerlos comprender.

El nuevo Coronavirus (Covid-19) está ahí, pero sus movilidades no son controladas, ni de forma eficiente con solo la medida de cuarentena, y por lo tanto es necesario pensar de manera diferentes a las habituales.


Algunas referencias consultadas

1. Mitos y verdades sobre el Coronavirus en perros y gatos. Portafolio. Marzo 12 de 2020 – 06:58 p.m.
2. Preguntas y respuestas del Covid-19. Organización Mundial de Sanidad Animal. https://www.oie.int/es/nuestra-experiencia-cientifica/informaciones-especificas-y-recomendaciones/preguntas-y-respuestas-del-nuevo-coronavirus-2019/Français
3. Los animales de compañía no son una amenaza durante la pandemia del nuevo coronavirus, alertan expertos. https://www.paho.org/panaftosa/index.php?option=com_content&view=article&id=1898:los-animales-de-compania-no-son-una-amenaza-durante-la-pandemia-del-nuevo-coronavirus-alertan-expertos&Itemid=0
4. Experimento confirma que el SARS-CoV-2 también se transmite a gatos y hurones. https://nmas1.org/news/2020/04/09/gatos-coronavirus
5. https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/daily-life-coping/animals.html?CDC_AA_refVal=https%3A%2F%2Fwww.cdc.gov%2Fcoronavirus%2F2019-ncov%2Fprepare%2Fanimals.html

Publicado en Artículos y etiquetado .