¿Qué es la ciguatera de los peces y cómo afecta a las islas Canarias?

26/04/2017

La ciguatera es un tipo de intoxicación alimentaria producida por consumir pescado que ha adquirido estas toxinas con las presas que ha ingerido previamente. Las toxinas son producidas por unas microalgas dinoflagelados del género Gambierdiscus y que viven asociadas a las macroalgas. Los peces más pequeños se alimentan de estas algas y adquieren la toxina, entonces los peces grandes se alimentan de los pequeños y así la toxina se va acumulando hasta llegar a lo alto de la cadena trófica, donde están las personas que consumen pescado (ya que los peces no les afecta la toxina).

Esta enfermedad es endémica de zonas tropicales y sub-tropicales, documentándose entre 50.000 y 500.000 casos anualmente en todo el mundo, pero cada vez son más frecuentes las intoxicaciones en zonas templadas. En las islas Canarias se reportó el primer caso en 2004 y la causa fue por consumir un pez limón (Seriola dumerili). Desde entonces han sido documentados 109 casos de intoxicación por ciguatera en Canarias, la mayoría por pez limón, pero el 2015 se produjo una intoxicación por consumir mero (Epinephelus marginatus). Hasta entonces se creía que los peces limón, que son migradores, llevaban la toxina desde zonas tropicales pero al documentarse el caso del mero, un pez sedentario, se atribuyó a la proliferación del dinoflagelado productor de la toxina, del género Gambediscus, en el litoral canario.

Un estudio realizado por el Instituto Español de Oceanografía (IEO) indicó que en las aguas canarias habitaban 5 especies diferentes de dinoflagelados del género Gambediscus, lo que no pudo establecer si la especie causante de esta toxina había sido introducida recientemente o ya hacía tiempo que habitaba. En todo caso el incremento de la temperatura de las aguas favorece la proliferación de este tipo de microalgas, ya que su rango de crecimiento óptimo se encuentra situado entre los 20 y 30 ºC, haciendo que durante el verano en las canarias el crecimiento de estos dinoflagelados sea propicio. Sin embargo, la acción del cambio climático también está favoreciendo esta proliferación de algas tóxicas y su expansión; algo peligroso y que deberíamos tratar de revertir, ya que si no pronto podríamos tener el mismo problema en la costa mediterránea. Del mismo modo, el incremento de las temperaturas hace que peces termófilos migrantes como el pez limón lleguen más en nuestras aguas, que cada vez son más cálidas, y puedan llegar a causar casos de ciguatera en la población mediterránea.

http://www.cienciacanaria.es/secciones/a-fondo/784-que-es-la-ciguatera-y-como-afecta-a-canarias

 

Publicado en Artículos.