Inicio » Medio Ambiente

Research and Innovation in Health and Biotech for Industry and Academia

Horizon Europe offers a variety of funding opportunities in the area of health and biotech. Open calls are in different areas under the pillar “Global Challenges and European Industrial Competitiveness” (collaborative projects, topics pre-defined).

With this event Euresearch will provide selected matching topics and will address calls in areas like “tackling diseases”, “environment and health”, “staying healthy”, “digital health”, “healthy food systems”, biomarkers, diagnostics or medtech.

The calls are open to academia and industry and participants from all kind of Swiss organisations are welcome. The presentations will focus specifically on the interests of companies and entrepreneurs.

General

Vacancies free places
Date 06. May. 2021
Time 16:00 – 17:30
Calendar entry Import to my calendar
City Virtual event
Target audience This event is for Swiss-based researchers and innovators only.
More information Participation is free of charge. The link to connect to the event will be sent to registered participants a few days before the session.

Agenda

16:00 – 16:05 Welcome, Loredana Alberti, Company Advisor Ticino
16:05 – 16:10 The Euresearch Network, Loredana Alberti, Company Advisor Ticino
16:10 – 16:35 The Health Work Programme (Cluster 1), Sasha Hugentobler, NCP for Health
16:35 – 16:45 Q&A on the Health Work Programme
16:45 – 16:50 Break
16:50 – 17:00 Selected topics “Digital and Industry” (Cluster 4) and Digital Europe Programme (DEP), Riccardo Scarinci, NCP for Digital and DEP
17:00 – 17:05 Selected topics “Civil Security for Society” (Cluster 3), Nicole Wyss, NCP Research Infrastructures and Security
17:05 – 17:10 Selected topics “Research Infrastructures”, Nicole Wyss, NCP Research Infrastructures and Security
17:10 – 17:20 Selected topics “Food, Bioeconomy, Natural Resources, Agriculture and Environment (Cluster 6), Linda Münger, NCP Cluster 6
17:20 – 17:30 Q&A and Wrap-up

Contact Information / Organiser

 

Argentina: se presentó la ficha técnica de radiaciones cósmicas en la aviación comercial La Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) publica la Ficha Técnica de radiaciones cósmicas en la aviación comercial, material de difusión producto del trabajo mancomunado de los integrantes de la Mesa Cuatripartita de Tripulantes de Cabina

Esta nueva Ficha Técnica, cuyo texto completo adjuntamos, tiene como finalidad principal introducir pautas y recomendaciones que puedan ser utilizadas como herramientas de prevención por los trabajadores tripulantes de cabina y los responsables de las aerolíneas comerciales.

Las radiaciones cósmicas constituyen un tipo de radiación ionizante proveniente del espacio exterior. Los posibles efectos de las mismas en la salud de los trabajadores requieren una adecuada gestión de las medidas de prevención sobre esta temática.

La Mesa Cuatripartita de Tripulantes de Cabina se conformó durante el 2018 y actualmente está integrada por la SRT, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), Aerolíneas Argentinas y por la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (UART), permitiendo la participación del Estado, los representantes de los trabajadores y los empleadores.

Desde su inicio, esta mesa ha constituido un espacio de discusión y debate de diversas temáticas relacionadas con la seguridad y salud de los trabajadores del sector, a fin de mejor las condiciones laborales y de los ambientes de trabajo.

Actualmente, la comisión de trabajo está confeccionando un Manual de Buenas Prácticas para la actividad de la aeronavegación, el cual incluirá otras pautas específicas de prevención en relación a los procesos de trabajo habituales de los tripulantes de cabina.

Fuente: Argentina.gob

 

Convocatoria

Las Facultades de Ciencias y Ciencias Agrarias, de la Universidad Nacional de Colombia- Sede Bogotá,  el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales -IDEAM y La Fuerza Áerea Colombiana


CONVOCAN:

A investigadores, estudiantes universitarios de pregrado y posgrado, gremios,organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, funcionarios públicos y público  general a participar del:

 

Para salvar la costa a toda costa Cuba acaba de recibir un financiamiento del Fondo Verde para el Clima, a fin de desarrollar un proyecto de resiliencia costera al cambio climático capaz de amparar a numerosos asentamientos humanos condenados a morir.

Tramos costeros objetivos de la intervención. (Infografía: cu.undp.org)

Como nenúfar parece flotar la isla de Cuba en el estanque azul caribeño, pero esta imagen romántica puede hacerse añicos con mucha más prisa que el mismísimo suspiro que provoca tal idilio.

Como muchos otros territorios insulares de la región y otros litorales bajos, la alargada isla de amable medioambiente no puede evitar tener, entre sus bellezas, una gran vulnerabilidad ante los impactos del cambio climático. La distópica historia ya ha sido contada: de mantenerse el incremento de gases de efecto invernadero, el calor promedio del planeta aumentará, se derretirán los glaciares y el nivel del mar crecerá lo suficiente como para que muchas costas que rebarban el archipiélago-nación queden anegadas.

Según proyecciones de los clínicos de clima, de no realizarse intervenciones a tiempo, para finales del siglo XXI unas 21 comunidades costeras desaparecerán completamente en Cuba, mientras más de 98 serán severamente afectadas por amenazas relacionadas con el cambio climático, esa leñosa cruz que carga el planeta.

Es por ello que los científicos, tras estudiar cada palmo de litoral, concluyeron, con el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), un proyecto que acordaron llamar Resiliencia costera al cambio climático en Cuba a través de la adaptación basada en ecosistemas, mejor conocido de boca en boca y de texto en texto como “Mi Costa”.

Mi Costa propone establecer acciones de adaptación costera en las áreas de intervención, así como favorecer la replicación de la experiencia a otras zonas costeras del territorio nacional a mediano y largo plazos. Para el país es, por supuesto, vital, y su prioridad está entre las más jerarquizadas por su gobierno.

Para revertir la situación actual, el proyecto se enfoca en la implementación de la Adaptación Basada en Ecosistemas (ABE), la creación de capacidades de la comunidad local para la adaptación y la integración de la ABE dentro de la planificación local y nacional para la gestión costera.

Esta adaptación basada en el ecosistema o ABE se basa en la recuperación y el fortalecimiento de los servicios del humedal costero (fundamentalmente manglares y bosques de ciénaga), los cuales permitirán disipar la energía del oleaje extremo y los fuertes vientos, así como mejorar la disponibilidad y calidad del agua y disminuir los riesgos asociados a este recurso (sequías, inundaciones, salinización de agua y suelo).

Los impactos de las acciones de rehabilitación serán identificados mediante el monitoreo integral sobre la calidad del agua potable, la calidad del agua marina y sobre los ecosistemas marinos y costeros (pastos marinos y arrecifes) aledaños.

De tal suerte, en 30 años –plazo para el que está pensada la ejecución del proyecto– mejorará la resiliencia al clima de más de 444 700 personas directamente y de manera indirecta, a más de 879 300. De paso, protegerá los hábitats costeros vulnerables, principalmente en lo que respecta a la elevación del nivel medio del mar y a la intensificación de los huracanes.

La Agencia de Medio Ambiente (AMA) perteneciente al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba (Citma) es la entidad encargada de ejecutar dichas acciones nacionalmente, mediante el Instituto de Ciencias del Mar (Icimar). Su implementación, asimismo, permitirá el apoyo a la ejecución del Plan de Estado para el Enfrentamiento al Cambio Climático, conocido como Tarea Vida, una hercúlea estrategia que pondrá a prueba las capacidades del país para asegurarse de alguna manera la supervivencia de prácticamente todos los cubanos.

A la vez, tales acciones coadyuvarán al fortalecimiento de alianzas con el Pnud en Cuba, el otro remo de esa regata conjunta.

Semejante empresa solo es posible llevarse a cabo adecuadamente con la utilización de recursos con los que el país no cuenta en su totalidad. Es por eso que el proyecto fue llevado a la reunión número 28 de la Junta del Fondo Verde para el Clima, que en su sesión final, el pasado 19 de marzo, aprobó con abrumadora mayoría de votos una propuesta presentada para su financiamiento.

El Fondo Verde para el Clima (GCF, por sus siglas en inglés) es un capital dentro del marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, constituido como mecanismo para ayudar a países en desarrollo en prácticas de adaptación al cambio climático y la mitigación de sus efectos. Tiene su sede en Songdo, nuevo distrito de Incheon, Corea del Sur, y está gobernado por un consejo de 24 miembros.

Este nuevo proyecto brindará valiosos insumos para el trabajo de los territorios en la Tarea Vida”, aseveró Odalys Caridad Goicochea Cardoso, directora general de Medio Ambiente del Citma. (Foto: @OGAmbienteCuba / Twitter)

“Con el financiamiento del Fondo Verde para el Clima y el apoyo del Pnud como entidad implementadora, este nuevo proyecto brindará valiosos insumos para el trabajo de los territorios en la Tarea Vida. Juntos, estos esfuerzos ayudarán a las poblaciones vulnerables a adaptarse a los riesgos asociados con el cambio climático”, comentó al respecto la doctora Odalys Goicochea, directora general de Medio Ambiente del Citma.

Según lo aprobado, el financiamiento será otorgado para los primeros ocho años del proyecto por una suma de 23 millones 927 294 dólares estadounidenses y se complementará con una cifra equivalente por parte del gobierno cubano.

Esa suma total permitirá la implementación con un enfoque de adaptación basado en ecosistemas para la protección costera, con lo cual se beneficiarán 1,3 millones de personas en 24 municipios del país y siete asentamientos costeros de las provincias Pinar del Río, Artemisa y Mayabeque (Tramo 1), así como Ciego de Ávila, Camagüey, Las Tunas y Granma (Tramo 2).

Según se evaluó tomando como base el Procedimiento de diagnóstico social y ambiental del Pnud, este proyecto se ha considerado de riesgo moderado y se basará en las experiencias exitosas y los conocimientos existentes sobre la rehabilitación de los ecosistemas, los cuales apostarán por la aplicación de un enfoque integrado de adaptación basado en el ecosistema en el paisaje costero.

Dicho en palabras comunes, se trata, al margen de su nobleza, de un proyecto viable, de ejecución relativamente rápida y con resultados que revierten con sus beneficios el desafío de un severo problema para la vida de una gran cantidad de personas y, por extensión, para el equilibrio de una amplia región.

Sin embargo, la concesión de la ayuda internacional citada no tuvo el camino tan allanado como podría esperarse. Inexplicablemente, el representante de Estados Unidos en esa reunión expresó su objeción a aprobar fondos para Cuba, aun cuando se trata de un pequeño estado insular en desarrollo dispuesto a desplegar un proyecto de fortalecimiento del sistema de adaptación nacional ante el cambio climático.

Como contradictoria, además, fue vista esa revocación entre los participantes en el cónclave, al no poder explicarse cómo era posible eso, si la nueva administración estadounidense había prometido un fuerte enfoque hacia el enfrentamiento al cambio climático y el multilateralismo en su agenda.

Para muchos, cuando menos, fue un hecho inaudito.

La ceja se enarca

Como ceja pintada sobre el mar, se ubica Cuba en una de las zonas más activas de la región de huracanes del Atlántico y el Caribe. La ceja y el mal de ojo, podría antojadamente mistificarse.

Si bien los científicos no se ponen de acuerdo sobre la responsabilidad del cambio climático en la formación de eventos meteorológicos huracanados, no existen dudas de que el gradual calor del espejo de agua contribuye a la intensificación de tales formaciones y, por ende, a su poder destructivo.

En todo caso, los registros no mienten, y en los últimos diez años el por ciento de huracanes intensos que azota al país ha aumentado de un histórico 26 por ciento a 78. Según previsiones, esta tendencia probablemente se intensifique en medio de un clima cambiante, como lo demuestra el incremento de tormentas intensas en el Atlántico como resultado de la elevación de la temperatura del Caribe desde 1998.

Como consecuencia del cambio climático, se estima que el nivel medio del mar aumente entre 0,27 y 0,85 metros para el año 2100. Esta “pequeña” elevación provocará la inundación de hasta 5 969 kilómetros cuadrados y afectará a más de 220 asentamientos costeros. Como si no fuera suficiente, ninguna parte de la República, estrecha como una ceja, se encuentra a más de 60 kilómetros de la costa.

Tales datos han sido manejados por el Informe de evaluación social y ambiental, elaborado para la discusión del financiamiento del Fondo Verde, finalmente aprobado. El mismo resume que debido a una variedad de efectos relacionados con el cambio climático, las comunidades costeras cubanas son extremadamente vulnerables a los efectos de la elevación del nivel medio del mar.

Las previsiones vertidas por los eruditos no pueden ser más dantescas. De 262 asentamientos humanos costeros que tienen registrados los catauros, 119 (casi la mitad) cargan con el sambenito de riesgo su desaparición, mientras 21 ya tienen su suerte echada y desaparecerán de la epidermis cubana para el año 2100, si no se hace una acción salvadora a tiempo.

Invisible para los millones de turistas que cada año disfrutan de las playas, el drama costero cubano es más intenso aún debido a la geología kárstica de la ínsula. Es decir, su relieve está originado por la meteorización química de determinadas rocas, como la caliza, dolomía, yeso, etc., compuestas por minerales solubles en agua.

Esta caprichosa geología provoca una elevada dependencia de los acuíferos subterráneos, los cuales son susceptibles de ser contaminados por las inundaciones y las tormentas; así como a una mayor salinización debido a la penetración del agua de mar, todo lo cual representa una amenaza directa para la salud pública y para la seguridad de disponibilidad de agua con calidad.

De manera que la elevación del nivel del mar y el incremento de intensidad de los huracanes se presentan como las dos cabezas de un monstruo climático fuera de control: una, que provoca el retroceso de la línea costera, la pérdida de las tierras agrícolas, la destrucción de los asentamientos costeros, la salinización de acuíferos y la pérdida de los servicios de los ecosistemas de importancia económica para las comunidades.

Otra, que afecta perjudicialmente la infraestructura, los asentamientos, los servicios públicos y las condiciones de gobernanza, así como la calidad del agua con los correspondientes efectos sobre la salud, debido a los vientos asociados de gran velocidad, el impacto de las olas, el oleaje, las inundaciones y las lluvias intensas.

Con tales bazas, no queda otra opción que salvar la costa, Mi Costa, a toda costa.

Toni Pradas

Toni Pradas

Pillados en el puerto deportivo de Mazagón (Huelva) por pescar atún rojo en época de prohibición La Guardia Civil de Huelva ha investigado a tres personas por un supuesto delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos.

Investigación del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), a raíz de haber tenido conocimiento de la descarga de atún rojo desde embarcaciones de recreo en el Puerto Deportivo de Mazagón.

En concreto, en las fechas en que se produjeron los hechos se encontraba en vigor la resolución de 22 de junio de 2020, de la Dirección General de Ordenación Pesquera y Acuicultura, por la que se prohibía temporalmente la pesca, tenencia a bordo y desembarque de ejemplares de atún rojo (Thunnus thynnus) para la modalidad de pesca deportiva y recreativa. El atún rojo Atlántico es la base de una de las pesquerías más lucrativas del mundo. Los ejemplares de medio y de gran tamaño están muy perseguidos por el mercado japonés, donde se consumen como sushi y sashimi.

Esta importancia comercial está llevando a la especie a la sobrepesca. Por ello, el CICAA (Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico) vela por los intereses de estas especies en peligro. Afirmó que el stock de atún rojo ha descendido dramáticamente. En 2010 los ministros europeos defendieron que se ponga un límite internacional a las capturas, realizando acciones para terminar con esta situación tan drástica. Declarándolo en peligro de extinción.

Así las cosas, han calificado de “indispensable” la colaboración prestada desde el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía (Ifapa). Investigadores de dicho centro realizaron informes periciales de identificación taxonómica, en base al conocimiento de la especie y a las características morfológicas.

Por ello, tras investigaciones llevadas a cabo, los agentes pudieron constatar la descarga, desde embarcaciones de recreo, de un total de cuatro atunes de grandes dimensiones, entre 150 y 200 kilos cada uno, procediendo a tomar declaración en calidad de investigados a los tres patrones de las embarcaciones, por su posible participación en un supuesto delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos. Las diligencias instruidas fueron remitidas al Juzgado de Guardia de Moguer.

Fuente: ECONOTICIAS

X FIRMA 2021 online, del 7 al 12 de febrero En su edición del año 2021, y debido a las circunstancias excepcionales por las que estamos atravesando, el Foro Iberoamericano de los Recursos Marinos y la Acuicultura se realizará de manera virtual

Inscríbete en este X FIRMA 2021 online y presenta tu trabajo de investigación junto con otros cientos de trabajos científicos que serán vistos por miles de asistentes que están atraídos por todo lo que hemos preparado para este #XFIRMA. Esto le dará la oportunidad de generar interés en el trabajo de investigación que cada uno de los autores está realizando, permitiendo la interacción entre pares y la creación de una red de colaboración que traerá frutos importantes para el desarrollo científico de la región.

Con tu inscripción, tienes la oportunidad de presentar tu trabajo de investigación o difusión con calidad técnica, en formato de póster o audiovisual, y estarás compitiendo por uno de los 6 premios a los mejores trabajos científicos.

Además, podrás publicar tu trabajo “in extenso”, en el libro de memorias de la X edición del FIRMA.

¿YA TE INSCRIBISTE?

✔️Visítanos, revisa todo lo que hemos preparado para este importante evento e inscríbete!

Visítanos en nuestra página web 👇
https://firmaonline.org/xfirma/index.php

Emisiones de carbono podrían añadir 38 centímetros al nivel del mar

18 Septiembre, 2020 por DOS

La estimación –resultado de un esfuerzo internacional que reunió a más de 60 cien estíficos del hielo, el océano y la atmósfera de tres docenas de instituciones internacionales– supera el aumento del nivel del mar que ya ha puesto en marcha el calentamiento del clima de la Tierra.

MADRID, 17 Sep. 2020 (DPA/Europa Press) – Si las emisiones de efecto invernadero continúan a un ritmo acelerado, Groenlandia y la Antártida podrían contribuir juntas a más de 38 centímetros de aumento global del nivel del mar para 2100.

Esta estimación –resultado de un esfuerzo internacional que reunió a más de 60 científicos del hielo, el océano y la atmósfera de tres docenas de instituciones internacionales– supera el aumento del nivel del mar que ya ha puesto en marcha el calentamiento del clima de la Tierra.

Los resultados de este esfuerzo están en línea con las proyecciones del Informe especial sobre los océanos y la criosfera de 2019 del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC).

Agua de deshielo

El agua de deshielo de las capas de hielo contribuye con aproximadamente un tercio del aumento total del nivel del mar en el mundo. El informe del IPCC proyectó que Groenlandia contribuiría de 8 a 27 centímetros al aumento global del nivel del mar entre 2000-2100 y que la Antártida podría contribuir de 3 a 28 centímetros.

Estos nuevos resultados, publicados esta semana en un número especial de la revista The Cryosphere, provienen del Proyecto de Intercomparación de Modelos de la Capa de Hielo (ISMIP6) dirigido por el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

El estudio es uno de los muchos esfuerzos en los que están involucrados los científicos para proyectar el impacto de un clima cálido en el derretimiento de las capas de hielo, comprender sus causas y rastrear el aumento del nivel del mar, informa la NASA.

Con el aumento de la temperatura del aire que derrite la superficie de la capa de hielo y el aumento de la temperatura del océano que hace que los glaciares que terminan en el océano se retiren, la capa de hielo de Groenlandia contribuye significativamente al aumento del nivel del mar.

Dos escenarios

El equipo de ISMIP6 investigó dos escenarios diferentes que el IPCC ha establecido para el clima futuro para predecir el aumento del nivel del mar entre 2015 y 2100: uno con emisiones de carbono aumentando rápidamente y otro con emisiones más bajas.

En el escenario de altas emisiones, encontraron que la capa de hielo de Groenlandia conduciría a un aumento adicional del nivel del mar global de aproximadamente 9 centímetros para 2100. En el escenario de emisiones más bajas, la pérdida de la capa de hielo elevaría el nivel global del mar aproximadamente 3 centímetros.

Esto está más allá de lo que ya está destinado a perderse de la capa de hielo debido al aumento de las temperaturas entre la época preindustrial y ahora; estudios previos han estimado que la contribución “fija” al aumento global del nivel del mar para 2100 es de aproximadamente 6 milímetros para la capa de hielo de Groenlandia.

Antártida

El equipo de ISMIP6 también analizó la capa de hielo de la Antártida para comprender cuánto hielo derretido por el cambio climático futuro agregaría al aumento del nivel del mar, más allá de lo que las temperaturas recientes ya han puesto en movimiento.

La pérdida de hielo de la capa de hielo de la Antártida es más difícil de predecir: en el oeste, las corrientes oceánicas cálidas erosionan el fondo de las grandes plataformas de hielo flotantes, provocando pérdidas; mientras que la vasta capa de hielo de la Antártida oriental puede ganar masa, ya que las temperaturas más cálidas provocan un aumento de las nevadas.

Los resultados apuntan a un mayor rango de posibilidades, desde el cambio de la capa de hielo que disminuye el nivel del mar en 7,8 centímetros, hasta aumentarlo en 30 centímetros para 2100, con diferentes escenarios climáticos y datos de entrada del modelo climático.

Las proyecciones regionales muestran la mayor pérdida en la Antártida Occidental, responsable de hasta 18 centímetros de aumento del nivel del mar para el 2100 en las condiciones más cálidas, según la investigación.

“El COVID-19 no es una amenaza existencial comparable al cambio climático, las armas nucleares o la desigualdad”

Jared Diamond: “El COVID-19 no es una amenaza existencial comparable al cambio climático, las armas nucleares o la desigualdad”

Elgeógrafo estadounidense, profesor de la Universidad de California en Los Ángeles, autor de exitosos libros de divulgación científica y ganador de un Premio Pulitzer cree que no hay que minimizar el impacto del coronavirus, pero explica por qué considera que la humanidad debería estar más preocupada por otras cosas

Scroll Up