“por un medio ambiente en equilibrio…”

Valorando y protegiendo la rica biodiversidad del Caribe

05/31/2020

https://www.unenvironment.org/es/noticias-y-reportajes/reportajes/valorando-y-protegiendo-la-rica-biodiversidad-del-caribe

El Caribe es un punto de gran biodiversidad. Tiene más de 11,000 especies de plantas, de las cuales alrededor de 72 se encuentran solo en esta región. Sus diversas especies de animales incluyen muchos peces exóticos y aves.

El mundo se beneficia de esta diversidad biológica, por lo que cuando estas especies se explotan para uso comercial, por ejemplo, en la fabricación de productos farmacéuticos, los países de origen deben ser compensados.

El Protocolo de Nagoya sobre acceso a los recursos genéticos y la distribución justa y equitativa en los beneficios que se deriven de su utilización entró en vigor en 2014 bajo el Convenio sobre la Diversidad Biológica. El Protocolo crea una mayor seguridad jurídica y transparencia tanto para los proveedores como para los usuarios de los recursos genéticos.

Un letrero en Antigua y Barbuda alerta a las personas que no deben no remover recursos genéticos sin el permiso del gobierno. © B.Noel

“Proporciona un mecanismo para garantizar que los beneficios de la utilización de los recursos genéticos se compartan de manera justa y equitativa, para apoyar la conservación continua de los recursos y el uso sostenible”, dijo la experta de ONU Medio Ambiente Marianela Araya.

Tener un protocolo reconocido internacionalmente es un primer paso, pero ¿la gente común entiende su importancia?

El Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés) ha estado financiando un proyecto en el Caribe para crear conciencia sobre el Protocolo.

Como organismo de ejecución del proyecto, ONU Medio Ambiente brinda apoyo técnico y supervisión general, al tiempo que promueve sinergias y vínculos con otros proyectos.

Hasta la fecha, se han producido dos videos con traducción a lenguas indígenas y cientos de personas se han involucrado en las redes sociales.

Un letrero en Antigua y Barbuda alerta a las personas que no deben no remover recursos genéticos sin el permiso del gobierno. © B.Noel

“Proporciona un mecanismo para garantizar que los beneficios de la utilización de los recursos genéticos se compartan de manera justa y equitativa, para apoyar la conservación continua de los recursos y el uso sostenible”, dijo la experta de ONU Medio Ambiente Marianela Araya.

Tener un protocolo reconocido internacionalmente es un primer paso, pero ¿la gente común entiende su importancia?

El Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés) ha estado financiando un proyecto en el Caribe para crear conciencia sobre el Protocolo.

Como organismo de ejecución del proyecto, ONU Medio Ambiente brinda apoyo técnico y supervisión general, al tiempo que promueve sinergias y vínculos con otros proyectos.

Hasta la fecha, se han producido dos videos con traducción a lenguas indígenas y cientos de personas se han involucrado en las redes sociales.

Una reciente reunión sobre biodiversidad en San Cristobal y Nieves © Nancy Arroyo/IUCN

Después de una presentación en una reunión regional de ministros de medio ambiente en Dominica, Antigua y Barbuda ratificó el Protocolo en diciembre de 2016.

Dos de los ocho países del proyecto han ratificado el Protocolo. Otros dos países, Granada y San Cristóbal y Nieves, han dicho que lo harán pronto.

“De acuerdo con las aspiraciones establecidas en nuestra Estrategia y Plan de Acción ​​sobre Biodiversidad Nacional, este Gobierno desea renovar su compromiso con la causa y la está examinando para ratificar el Protocolo en el futuro cercano”, dijo un alto funcionario del Gobierno de San Cristóbal y Nieves en un taller reciente.

Además, en el marco del proyecto, se ha alentado a las comunidades locales a hablar abiertamente sobre el acceso y la distribución de beneficios, y cómo los recursos genéticos se usan localmente. Los Estados del proyecto han estado llegando a las comunidades locales para que supervisen cualquier actividad ilegal. Algunos países han estado poniendo letreros de advertencia sobre la eliminación desautorizada de recursos genéticos.

El proyecto del GEF tiene como objetivo asistir a los países a realizar actividades que les ayuden a establecer sistemas de acceso y participación para facilitar la implementación del Protocolo de Nagoya.

Para más información:

Unidad de Comunicaciones en América Latina y el Caribe, ONU Medio Ambiente, noticias@pnuma.org, +507 305-3103.

 

0 comentarios

Otros artículos…

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.