El ruido, principal problema de las comunidades de vecinos

En una comunidad de vecinos es importante respetar las reglas de la vecindad y los derechos de los convecinos, siendo una de las mayores causas de conflicto en las comunidades de propietarios, la transmisión de ruido provocada por los propios miembros de la comunidad.

foto El ruido, principal problema de las comunidades de vecinos.

Si un ruido es molesto, una vez se conoce de donde procede, en primer lugar, es recomendable acudir al vecino que lo ocasiona de forma amistosa e intentar solucionar el problema mediante el diálogo, planteando la situación directamente, ya que en ocasiones no se es consciente de estar molestando.

Si aún habiendo sido informado, el vecino no rectifica su conducta, habrá que dirigirse al presidente de la comunidad para que comunique a dicho vecino que cese en la actividad que origina los ruidos y avisarle, que de no cesar, se iniciará el procedimiento correspondiente, informando en primer lugar a la administración de la comunidad de propietarios y en último caso recurriendo a los tribunales.

La comunidad de vecinos, una vez presentada la demanda judicial, podrá entablar una acción de cesación, pudiendo llegar a la privación del uso de la vivienda a su propietario por un periodo no superior a tres a�os, así como una indemnización por da�os y perjuicios.

Para comprobar y verificar que se superan los niveles de ruido permitidos, se aplicará la normativa municipal existente. Para ello es conveniente encargar a una empresa acreditada la medición acústica y la realización del correspondiente informe técnico que indique si supera o no los niveles permitidos legalmente.

En caso de que el vecino ruidoso no sea el due�o del piso se debe avisar al propietario, ya que los due�os que tienen inquilinos en sus inmuebles son los responsables de tomar las medidas necesarias para solucionar el problema del ruido. En última instancia si los inquilinos hacen caso omiso de dichas advertencias, el arrendador podrá resolver el contrato de alquiler siguiendo el procedimiento que indica la ley de arrendamientos urbanos.

Publicado en Artículos.