“por un medio ambiente en equilibrio…”

Propuestas innovadoras para combatir la escasez del agua

02/27/2021

El agua es vida, y su escasez representa una seria amenaza para la supervivencia del ser humano. La economía circular de este elemento se presenta como una solución a partir de la cual, el reciclaje es la prioridad. Desde el proyecto Hydrousa, en el que colabora una empresa derivada de la UAB (AERIS) se han propuesto soluciones innovadoras que empezarán a probarse en este 2021. Distintos experimentos en las islas griegas sirvirán para demostrar que a partir de la recuperación de aguas residuales urbanas, y del agua de lluvia es posible obtener recursos adicionales y necesarios como biogás y fertilizantes, entre otros, y la revalorización económica de sistemas agrícolas, como campos de orégano o manglares, para obtener óleos esenciales, agua de riego, energía y alimentos.

Sistema instalado en Lesbos que permite regenerar y valorizar aguas residuales urbanas mediante un tratamiento biológico anaeróbico

 

El plan de acción de economía circular de la Comisión Europea tiene como objetivo implementar soluciones innovadoras para recuperar y reutilizar los recursos valiosos, y el reciclaje del agua es una de las prioridades. Inspirado en esta tendencia, HYDROUSA es un proyecto de investigación que quiere recuperar agua de fuentes no convencionales y revalorizarla mediante sistemas naturales, impulsando así también la vertiente agrícola y energética de la región mediterránea desde una perspectiva local. El proyecto, financiado por la UE, involucra a 28 socios de diez países, está coordinado por la Universidad Técnica Nacional de Atenas (NTUA) y cuenta con la participación del espín-off de la UAB AERIS, creada por expertos del grupo de investigación GENOCOV.

Este 2021 el proyecto entra en la fase más importante porque todas las soluciones de innovación ya están desarrolladas y operativas, y ahora se empezarán a probar. Durante los próximos dos años se llevarán a cabo experimentos para demostrar que la circularidad puede ser la solución a la escasez de agua, y a la vez es útil para impulsar el desarrollo agrícola sostenible y la biodiversidad. Las islas griegas de Lesbos, Miconos y Tinos tienen seis lugares de demostración a gran escala de soluciones sostenibles, innovadoras y naturales para el tratamiento y gestión del agua.

En la isla de Lesbos, AERIS ha desarrollado e instalado un sistema que permitirá regenerar y valorizar aguas residuales urbanas mediante un tratamiento biológico anaeróbio. Este tratamiento permite reducir la contaminación orgánica del agua, produciendo además energía en forma de biogás. El agua, posteriormente, completa su depuración por medio de un sistema de humedales artificiales. Después de un proceso de desinfección, esta agua, rica en nutrientes, se utilizará para la fertirrigación de un sistema agroforestal. El barro producido en el reactor anaerobio se compostará y se utilizará como fertilizante, y el biogás se usará para alimentar un vehículo que utilizaremos para divulgar el proyecto. Se trata, pues, de un sistema de gestión de aguas residuales autosostenible, donde el agua, los nutrientes y el barro producidos se reutilizan con importantes beneficios ambientales y económicos.

En Miconos están desarrollando sistemas de recogida optimizados de agua de lluvia. En el pequeño pueblo de Ano-Mera, un área agrícola remota, se está probando un sistema de recolección subterránea de agua de lluvia. Este agua se utiliza para regar un campo de orégano, que después se revaloriza para producir óleos esenciales. En otro sistema, el agua de lluvia y el derrame superficial se están recolectando en el acuífero durante la estación húmeda, y se utilizan para la producción de lavanda durante la estación seca.

Finalmente, en Tinos se buscan soluciones naturales y sostenibles para tratar y recuperar agua y productos valiosos. Por un lado, se está probando un sistema natural de desalación basado en los principios de evaporación y condensación, combinado con un invernadero para producir frutas tropicales, que se consumirán localmente. Este sistema, basado en los manglares, produce agua de riego y sal comestible. Se ha desarrollado, además, una instalación ecoturística que presenta un ciclo de gestión autosuficiente de agua, energía y alimentos.
 

Dr. Óscar J. Prado Rubianes; Raquel Montes, PhD; Albert Bartoli, PhD

Aeris Tecnologías Ambientales S.L.
Universitat Autònoma de Barcelona.

Fuente:
https://www.uab.cat/web/-1345680342040.html?noticiaid=1345836936741

0 comentarios

Otros artículos…

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

Scroll Up